Pastel de brócoli

Hace mucho tiempo que quiero abrir un blog de cocina, pero nunca encontraba el momento. Por un motivo u otro, lo posponía siempre para más adelante, pues ya encontraría un buen momento. Bien, pues como hoy puede ser un buen día, ¡queda inaugurado!

Ahora viene la pregunta estrella ¿con qué receta inauguramos el blog? Pues resulta que hace tiempo (muuucho tiempo) una compañera de trabajo le pidió a mi novio la receta de un plato que se llevó al trabajo para comer. Él me la pidió a mí, y yo dije: venga, cuando la suba al blog le doy el link y….la pobre chica tiene que odiarme (si me estas leyendo: lo siento!! v.v) Pero, al fin, aquí esta la ansiada receta.

DSCF6493R

Ingredientes

500 gr de brócoli

150-200 gr de bacon, cortado en tiras (según os guste más o menos cantidad)

1 brick de nata (aproximadamente, 150 ml)

Queso rallado

Ajo en polvo

Pimienta negra molida y nuez moscada

Aceite de oliva

Ponemos una olla con agua al fuego. Mientras empieza a hervir, vamos separando los ramilletes de brócoli del tallo y los enjuagamos. Cuando esté hirviendo el agua, echamos el brócoli y un puñadito de sal. Dejamos que el brócoli se cueza hasta que vuelva a hervir el agua (unos 3-4 min.) y lo escurrimos. El brócoli tiene que quedar un poco duro, ya que se tiene que terminar de hacer en el horno. Reservamos.

Mientras se hace el brócoli, cogemos una sartén y freímos el bacon con un poco de aceite, y espolvoreamos un poco de ajo en polvo (podéis hacerlo sin aceite si queréis que tenga menos grasa, pero es más difícil repartir el ajo entre los trozos, y puede que se quede pegado sólo en algunos trozos).

Cuando ya tengamos todo listo, mezclamos el brócoli y el bacon en la olla donde hemos cocido el brócoli, y añadimos la nata, un pelín de pimienta negra molida y nuez moscada. También podemos añadir también un poco de queso rallado, que aportará un poco de sabor y textura a la salsa. Pasamos a una fuente para el horno, extendiendo en una capa generosa y coronamos con el queso rallado y una pizca de nuez moscada. Pasamos al horno, donde estará lo justo para que el brócoli termine de hacerse y el queso se gratine.

Esta receta es muy sencilla y está realmente buena. Además, puedes duplicarla fácilmente y congelar lo que no se consuma, pues podemos usar bandejas metálicas de usar y tirar y dejarlo todo listo para la siguiente vez.

¡Que aproveche!

Nya

Anuncios

4 pensamientos en “Pastel de brócoli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s